Una perspectiva del Génesis

Introducción

GÉNESIS 1.1 – 2.6. La Creación.


La biblia comienza con una frase que se hizo famosa “Dios en el principio, creo” como un artista dio forma al universo. ¿De que manera podemos entender la magnitud de esto?


Un esfuerzo Agotador


Podemos usar de ejemplo a Miguel Ángel que tenia que cubrir con su obra 558 metros cuadrados de cielorraso; el equivalente al tamaño de los techos de mas o menos cuatro casas en total. Todo el que haya pintado un cielorraso con rodillo sabe el esfuerzo que se requiere para tal tarea. Sin embargo, en el caso de Miguel Ángel en plan comprendía 300 retratos detallados e individuales de hombres y mujeres. Durante más de tres años este artista que medía 1,63 m dedico todo su esfuerzo a la agotadora tarea de pintar la enorme superficie del cielorraso de la capilla con pinceles finos. A veces utilizaba un andamio y pintaba de pie con el brazo en alto y la mirada hacia arriba. En otras ocasiones se sentaba con la nariz a centímetros de su peculiar lienzo en blanco, también por momentos debía pintar acostado y sufría calambres en la espalda, la nuca y los brazos



Miguel Ángel sabía muy bien que su obra no era más que un pobre y oscuro reflejo de lo que Dios había creado. Por encima de la bóveda de yeso de la Capilla Sixtina se abrían los cielos de Dios en inmensa cúpula, un espectáculo que quita el aliento por su sencilla belleza. Las montañas, los mares, los continentes, todo esto y mucho más, su obra de la creatividad de Dios, el artista maestro.


La Creación


A través de los siglos la humanidad manejó diferentes relatos de la creación de todo lo que existe. Los antiguos Aztecas en México hablaban de 4 dioses que crearon 4 soles y el 5to sol fueron los aztecas y requirió sangre para sobrevivir, y los dioses sacrificados eran las estrellas, y fué Quetzalcóatl quien creó a los actuales seres humanos. Así los griegos, los hindúes y otras culturas tenían sus propios relatos de creación. La ciencia moderna afirma que todo comenzó en el “Big Bang” o la gran explosión, hace 13.7 billones de años y ha sido confirmada por el descubrimiento de la radiación de fondo de microondas en el universo en 1965 y después por el “eco” escuchado de la gran explosión en 1992 por satélites espaciales. También los geólogos y geofísicos modernos aseguran que la tierra tiene al menos 4.5 billones de años en base a técnicas de fechado radiométrico de meteoritos y material antiguo de la Tierra y de la Luna.


¿Qué dice la Biblia al respecto? ¿Podremos armonizar la ciencia y la Palabra de Dios de alguna manera? ¿O será cierto que el capítulo 1 de Génesis es solamente una antigua leyenda judía sin valor científico alguno y que debemos omitirlo y restarle importancia. Gran parte del problema está en cómo se entiende la palabra “día”, ya que en hebreo es yom, que significa también “una etapa”, y la otra parte del problema está en entender la perspectiva de quien está relatando la historia de la creación: alguien que estaba dentro de la Tierra y no fuera de ella.


Si deseas una explicación técnica más detallada (como entender la postura de muchas iglesias de que el mundo tiene solo 6,000 años de antiguedad aunque la ciencia diga lo contrario, o la respuesta a qué hacemos con las evidencias de homínidos antiguos y la evolución si la Biblia dice que Dios creó al hombre en un instante), te invito a escuchar la conferencia “La Ciencia y Génesis” todo esto en el website de https://www.fpesdras.org/sermons/ciencia-y-genesis


La primera frase revolucionaria está en el v. 1, “En el principio, Dios creó…”. La palabra en hebreo para “creó” "Bará" significa “ser creado, forjado de la nada (como procesos formativos)”. Por miles de años se pensó que el universo siempre había existido y que era estático. Pero desde 1930 hasta la fecha con la teoría del “Big Bang” se cree que el universo tuvo un inicio y además está en expansión. Así que la ciencia confirmó lo que Dios había inspirado a Moisés, el presunto autor de Génesis, miles de años atrás = el universo fué creado, tuvo un inicio, hubo un “principio”. Cuando Dios inicia su proceso creador, llama la atención el v. 4 y las constantes repeticiones de esta frase, “y Dios vio que la luz era buena”, “Dios consideró que la luz era buena” (NVI), “Vio Dios que la luz estaba bien” (BJL) o la TLA que dice “Al ver Dios la belleza de la luz”. En cada fase creadora, tanto de la luz, la separación de agua y tierra, etc., parece que Dios termina cada una y hace una revisión de lo que creó, y siempre concluye que estuvo bien. Esto nos lleva a recordar que TODO lo que Dios hace está bien y es bueno. Hay muchas cosas que la maldad del hombre hacen y no vienen de Dios y no están bien y la gente a veces confunde esto, pero lo que directamente viene de Dios es bueno, está bien, es bello. El plan original de Dios al inicio de la creación era bueno y estaba bien.


En el v. 26 Dios dijo “Hagamos a los seres humanos a nuestra imagen, para que sean como nosotros”. Dos cosas importantes, primero el plural de “Hagamos”, la interpretación tradicional cristiana es que se refiere a la Trinidad (Padre – Hijo – Espíritu Santo) que estuvo presente y activa en la creación. Sin embargo, estudiosos bíblicos modernos han rechazado esta interpretación dando otras opciones, como una referencia a Dios y los ángeles, o un plural que indicaba honor y majestad, o algunas otras. Por siglos se ha debatido su interpretación. El otro punto importante es “a nuestra imagen… como nosotros”. también hay todo un debate interpretativo sobre su significado Una posible forma de entenderlo es que Dios es un ser espiritual y los seres humanos somos los únicos seres físicos que tienen espíritu (aunque el concepto del Animismo asegura que los objetos, los animales y las plantas tienen alma también, aunque esta creencia no tiene fundamento bíblico alguno). Fuimos creados por una divinidad poderosa y fuimos creados como seres espirituales, con un alma que necesita estar satisfecha y en contacto con su Creador.


En el v. 31 del capítulo 1 Dios “miró todo lo que había hecho, ¡y vió que era muy bueno!”. Las demás traducciones apoyan la idea, ya no solo era bueno, sino “muy bueno”. Cuando Dios admira el resultado de toda su creación encuentra perfección, belleza, algo completo. Así son las cosas que Dios hace. No había corrupción alguna en lo que Dios creó, desde el origen del universo hasta la creación de la humanidad.


Y por último, la referencia en el 2.1-3, el descanso de Dios después del largo y complejo proceso de creación. La idea de descanso, de retiro, de parar por un momento. Todos necesitamos descansar en algún momento. No fuimos creados para ser máquinas de trabajo sin parar. Y en este mundo tan acelerado necesitamos desarrollar las disciplinas espirituales del retiro, el silencio y el descanso para recuperar fuerzas y reconectarnos con Dios.


Conclusiones:


  1. Todo lo que Dios ha creado es perfecto y bueno, no hay corrupción en ello.

  2. Dios continuamente supervisó su propio trabajo de creación y verificó que fuera bueno. Nosotros deberíamos auto-evaluarnos continuamente, día a día, y asegurarnos que lo que hicimos o dijimos en el día a día fue bueno, fue constructivo, fue agradable a Dios. Sabemos que como seres humanos imperfectos será casi imposible que terminemos un día evaluándonos y diciendo “y todo lo que hice o dije hoy fue bueno”, ¡pero cuánto podríamos transformarnos y reinventarnos más y más si tuviéramos esa expectativa!

  3. Somos seres espirituales también, no solo animales muy inteligentes. Tenemos un espíritu dado por Dios dentro de nuestros cuerpos y ese espíritu necesita estar en contacto con su Creador. “No solo de pan vive el hombre….”, dijo Jesús, porque no solo somos cuerpos físicos animados, somos también seres espirituales.

  4. Valoremos el descanso, el receso, el silencio, la auto-evaluación, el tiempo para meditar y reflexionar. Si Dios lo hizo, ¡cuánto más nosotros!






Fuentes y apoyos:

Libro "Biblia de estudio para cada día NVI"

https://www.fpesdras.org/



0 vistas
  • YouTube - círculo blanco
  • Facebook - círculo blanco

Iglesia de Cristo Tijuana | Discípulos de Jesus | Iglesia Cristiana Tijuana

es.png

Derechos reservados Iglesia de Cristo Tijuana © 2020